Cotorras Argentinas

Cotorras 01

De un tiempo a esta parte además de los típicos perros callejeros, la Plaza de la República salvadoreña ha visto incrementado el numero de sus habitantes con la llegada de unos vecinos particularmente bulliciosos, y si bien ya todos los conocemos como “los Loros de la plaza”, en realidad son Cotorras Argentinas (solo para ser exactos, a fin de cuentas pertenecen a la misma familia).

Al principio solo eran 2, pero ya van alrededor de 8 y tienen su nido principal en LA palmera de la Plaza, antes estuvieron en EL poste de iluminación central, pero su nido fue removido por seguridad.

En Chile, esta especie es considerada plaga, pues son aves que desplazan a las especies autóctonas  pero nosotros la verdad es que así como especies autóctonas no tenemos mucho más allá de los típicos gorriones, palomas y jotes, por lo que incluso, se agradece la presencia de esta creciente colonia verde y bulliciosa que hacen más amenos los paseos a nuestra plaza.

Un poco más sobre la Cotorra

La cotorra argentina o perico monje (Myiopsitta monachus) es una especie originaria de Sudamérica, que se distribuye naturalmente al este de Los Andes, desde Bolivia central y sur de Brasil, hasta el centro de Argentina, incluyendo Paraguay y Uruguay. Su hábitat preferido corresponde a bosques abiertos, aunque también se le puede encontrar en áreas abiertas, bosquecillos de palmeras, áreas agrícolas y ciudades. No obstante, se ha asilvestrado en varios países de América y Europa (23 estados de Estados Unidos, Canadá, Bahamas, Bélgica, Italia, Francia, España y Reino Unido).

Esta especie es un loro de talla media a pequeña (30 cm de largo y 120 a 140 g), que se caracteriza por su colorido verde claro (más grisáceo hacia el pecho), pico de color cuerno y patas grisáceas. En vuelo, llama la atención su plumaje verde con leves tintes azules en las alas. Son aves ariscas y casi no vocalizan palabras, aunque sí muestran un amplio repertorio de diversos chillidos y graznidos.

Si bien, dentro de los Psittaciformes no destaca por su colorido, su conducta reproductiva la convierte en un ave sorprendente, ya que no sólo es altamente gregaria, sino que también construye nidos grupales, donde varias parejas nidifican simultáneamente en las distintas subcámaras que los conforman. Estos nidos, confeccionados con ramas de arbustos y árboles del área, varían en tamaño desde pequeños, con una sola pareja, hasta comunitarios y muy grandes (1 a 2 m de diámetro y hasta 150 kg), los que son usados simultáneamente por varias parejas. Los nidos se ubican, generalmente, en árboles altos (a más de 10 metros de altura), y en ellos ponen 5 a 8 huevos por nidada, que se incuban por un período aproximado de 26 días. De acuerdo a la literatura, su dieta es variada e incluye una alta diversidad de granos, tanto silvestres como cultivados; entre estos últimos, destacan el sorgo, maíz y arroz. También se ha observado que puede comer una variedad de semillas, frutos, flores, insectos, brotes de hojas, hierbas, cítricos y otras partes de árboles. Es una especie que se adapta muy bien a distintas condiciones ambientales, sean tropicales, templadas o frías, lo que le ha permitido asilvestrarse en lugares muy fríos (Nueva York, Canadá y Bélgica).

(Cotorra argentina (Myiopsitta monachus) convidado de piedra en nuestras ciudades y un invasor potencial, aunque real, de sectores agrícolas. Charif Tala, Patricio Guzmán y  Sandra González.

Boletín SAG Diciembre – Febrero 2005.

http://boletindeproren.sag.gob.cl/dic_feb2005/cotorra_argentina.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s